Visas para Menores de 18 Años

En esta página:


En concordancia con la ley de los Estados Unidos de America, los solicitantes de 18 años de edad y más se consideran adultos. Para solicitantes en las edades de 18 y 21 no se requiere que los padres estén presentes para la entrevista.

Todo solicitante de visa que sea menor de los 18 años y soltero/a debe cumplir con los dos siguientes requisitos fundamentales (además de la documentación necesaria para el tipo de visa particular que solicita), ya sea que soliciten por primera vez o como renovación:

Requisitos para Menores (Por debajo de los 18 años de edad)

    • Todos los viajeros, incluidos los menores de edad, están obligados a tener una visa para ingresar a los Estados Unidos. El proceso de solicitud para un menor de edad es el mismo que para los adultos - completar el formulario de solicitud DS-160, pagar la tarifa de la visa, y programar una cita. Ambos  padres biológicos y / o tutores legales deben asistir a la entrevista, si es posible. La presencia del niño en la Embajada depende de su edad. Ambos padres deben presentar sus pasaportes (o cédula hondureña si uno de los padres no tiene un pasaporte) y la partida de nacimiento original del niño.
    • Si los padres biológicos del niño están divorciados, preferimos que el niño se haga acompañar a su cita por el padre que tenga la patria potestad, junto a los documentos jurídicos que acrediten dicho extremo. Si usted no tiene estos documentos, o no sabe el paradero del padre o madre de su hijo, de todas maneras puede aplicar a una visa para su hijo.
    • Los niños nacidos en los Estados Unidos (con muy pocas excepciones) son ciudadanos de Estados Unidos y no son elegibles para una visa. Los niños nacidos en el extranjero de padre o madre ciudadano estadounidense (s) pueden calificar a la ciudadanía estadounidense a través del proceso de “Reporte Consular de Nacimiento en el Extranjero”. Cualquier niño con la posibilidad de optar a la ciudadanía es inelegible para una visa hasta que se tome una determinación final en relación a si le corresponde o no dicha ciudadanía.